Inicio > 10 consejos para una mudanza exitosa

10 consejos para una mudanza exitosa

Una mudanza con éxito pasa por una buena organización. Si contratas una empresa, ellos se encargaran de todo prácticamente. Aún así, aquí tienes algunos consejos que pueden ayudarte.

13072719_788632564606458_2089328871280603660_o

 1. Pedir presupuesto sin compromiso

Empieza por contactar con empresas de mudanzas (al menos tres) para pedir presupuesto con tiempo suficiente. Procura tener todo arreglado un mes antes del cambio. Estas empresas irán a tu casa, valorarán los muebles y enseres y los metros cúbicos que ocupan sin compromiso. El presupuesto se obtiene de sumar número y volumen de enseres que trasladas+tamaño del camión que se necesita+operarios que trabajarán+kilómetros de traslado+materiales que tienen que usar. En cualquier caso, cada empresa presupuesta en base a criterios propios por lo que pueden variar, y bastante, los precios.

Pide presupuestos que incluyan:
  • Material, como cajas (algunas las cobran aparte)
  • Embalaje y preparación de los enseres
  • Seguro de cobertura por daños durante el traslado

y otro presupuesto que no lo incluya, así podrás pensar si te interesa embalar tú mismo tus pertenencias.

 


  • Si tu casa es grande, son varios miembros de familia, tienes muchos muebles, voluminosos y mucho contenido, aunque sea más caro contrata el servicio completo. Tus nervios y tu espalda van a agradecerlo.
  • Si eres una sola persona o son una pareja, tienes muchos amigos y pocos muebles, el ahorro si embalas tú puede ser considerable. Averigua cómo son, cuánto cuestan y cuántas cajas necesitas.

 

2. Contrata un seguro que cubra contingencias

Importante, es que tengas un seguro por si surge algún problema. Especialmente importante si tienes algún mueble o cuadro valioso. También cubrirá los desperfectos de los muebles (los muebles lacados son delicados), los espejos y las mesas de cristal, por ejemplo.

También cubren vajillas, electrodomésticos y aparatos electrónicos cuando los embala la empresa.

Algunas personas hacen fotografías del estado de los muebles y enseres por si tienen que demostrar cómo se encontraban.

Lleva contigo todo lo que sea de valor, como joyas y documentos.

 

3. Embalar por habitaciones

Para que cuando llegue la mudanza a tu nueva casa el desembalaje no sea un caos, pon en cada caja etiquetas de cada habitación y del contenido de la caja.

Para el contenido de los cajones indica en la caja el número. Por ejemplo: Habitación principal-cómoda-cajón 1º y 2º. Así sólo tendrás que ir colocando en el que corresponda cuando el mueble esté colocado.

4. Cierra los muebles con llave

Es útil que los muebles que tengan puertas o cajones que puedan cerrarse con llave vayan con ellos bloqueados. Serán más seguros de transportar. Lleva todas las llaves juntas.

Nunca los bloquees con cinta adhesiva (ni permitas que se haga) pues al desprenderla puede arrastrar barniz o pintura o dejar rastros de pegamento.

Tampoco, por la misma razón, pongas sobre el mueble etiquetas adhesivas para indicar la habitación a la que pertenecen.

 

5. Alfombras y cortinas, limpias antes de la mudanza

Procura que antes de embalar tanto las alfombras como cortinas, estores, visillos que puedas reutilizar, estén limpios para que puedas colocarlos inmediatamente. En el caso de las alfombras, pueden quedar guardadas hasta la nueva temporada o hasta que esté todo colocado.

 

6. Despréndete de lo que no necesites

Aprovecha para desprenderte de los muebles y objetos que no te gusten, estén estropeados o no sean útiles. Colchones que tienes que renovar, cabeceras de cama antiguas, muebles infantiles que tengas en el trastero, sillas que cojean y ya no te gustan, cortinas o estores que no irán bien en tu nueva decoración, todo lo que no vayas a utilizar.

Casa nueva, vida nueva. Quédate solo con lo valioso y querido para ti.

 

7. Limpia muebles y cajones antes de volver a llenarlos

Cuando lleguen a su nuevo destino, limpia los muebles y los cajones antes de volver a colocar las cosas dentro. Encera los que lo necesiten y arregla los pequeños desperfectos. Empezarás con tus muebles en las mejores condiciones.

 

8. Los electrodomésticos y muebles de la cocina, importantes

La cocina es uno de los sitios que más cosas generan. Los muebles de la antigua se quedarán colgados pero quizás tengas una mesa y sillas de office para trasladar. Si necesitas planificar una cocina nueva, aquí tienes unos consejos.

Recuerda que los electrodomésticos tienen que estar vacíos, limpios y desenchufados desde un día antes.

 

9. Tira o dona todos los enseres que estén duplicados o muy usados:

Sartenes viejas, palas de madera, coladores, los vasos infantiles que nunca has vuelto a usar o cubiertos duplicados. Parece mentira todo lo que se puede acumular.

 

10. Permisos y direcciones

Averigua si en tu localidad y en la de destino son necesarios permisos para hacer la mudanza. Es probable que tengas que reservar el espacio para que aparquen los camiones y para colocar la grúa en caso de que te cambies a pisos altos, sin ascensor, o muevas muebles que no quepan por las escaleras. Esto es especialmente importante si la calle es estrecha y de mucho tráfico.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn